TAIKI YOGA Y SINTERGIA

YOGA TAIKI

La parte sapiencial de nuestra escuela, YOGA TAIKI es, en último término, esa fuente última o suprema de la que emana toda armonía. Decir “Taiki” es, por antonomasia, hablar de unidad, de unión. Y el primer paso para expresar esa unión, es estudiar toda la posturología del cuerpo humano y, viendo el YOGA como un árbol, entender que todas estas escuelas no son sino ramas de este tronco común, que no emana de ningún punto de vista particular, sino de esa Fuente Única, la Gran Madre.

Aunque de origen hindú, siendo hoy algo de toda la Humanidad, debemos estudiarlo y practicarlo no solo desde sus orígenes étnicos o históricos, sino desde lo universal, lejos de fronteras geográficas o doctrinales. Aunque somos conscientes de que muchos no opinan así, este es nuestro salto de fe. Nuestro primer paso ha sido elaborar una taxonomía de movimientos y asanas con una estructura que obedece a diversos criterios, tanto energéticos como anatómicos.

UN LENGUAJE INICIÁTICO

También es importante el simbolismo, pues el Yoga no es sólo una técnica de control mente-cuerpo, sino también un sistema de expresión corpora.l Finalmente, puede decirse que es un lenguaje iniciático. Esto último no implica algo sectario, sino aquello que nos reinicia, nos recupera y nos renueva como personas.

LOS MUDRAS DEL TAIKI

“Todo es Yoga, caminar por la calle o dormir es Yoga”. La idea de unión que expresa este término abarca a todos los aspectos de la vida, por ínfimos que nos parezcan.

En consecuencia, este lenguaje hecho de mudras (gestos simbólicos del yoga) no sólo está concebido para su posterior incorporación en la vida cotidiana, sino también para aprender y extraer elementos de ésta. Después de todo, si la unidad es Yoga, vivir en armonía también lo es. Es eso que se inicia en la sala o ashram y se termina en el trabajo, o en la vida personal.

Cada nivel es como un plano de conexión con la realidad, o como un círculo, una esfera en la que la cosas y su energía se perciben mediante las posturas, los gestos y, como no, con los centros de percepción (los chakras). Un “circulo” en Yoga puede implicar desde un nivel de conocimiento, hasta una mera rueda de amigos que practican juntos, un modelo de socialización que traspasa fronteras de estatus personales o ideologías políticas.

INFLUENCIAS DEL TAIKI

El YOGA TAIKI es, ante todo, unión, fusión, sincretismo no solo entre personas, sino con la Naturaleza y el Medio Ambiente Social: conexión entre el Cielo y la Tierra. El problema de descubrir un sistema semejante es entender la relación que tienen los jeroglíficos y matrices simbólicas de las diversas escuelas, cada una de ellas derivada de una doctrina o religión diferente y con enunciados no siempre compatibles entre sí.

Este es un principio fundamental en el YOGA TAIKI, al que, por alejarnos de las connotaciones sectarias que este escritor plasmó en ese ejercicio, denominamos Sintergia. Este término alude al vínculo energético común que se crea entre el espacio corporal y la conciencia del ser humano. Pura arquitectura del movimiento y de la conciencia, eso es el YOGA TAIKI y, por ende, cualquier auténtico Yoga.

En mi experiencia docente, impartí algunos de estos conceptos a altos cargos militares en Alicante, a directivos de la Nestlé en Galicia, a los discípulos de Castaneda en Madrid y a profesores de enseñanza básica en diversos colegios, donde ejercí mi carrera de Magisterio. En esos años, conocí a un maestro cabalista (Enrique Llop) al que debo, mas que a ningún otro maestro, las bases sapienciales de nuestra escuela. Hoy el Árbol de la Vida es uno de los  “mándalas” fundamentales del YOGA TAIKI. Llop murió joven, pero en mí, como en otros, quedan vivas sus enseñanzas como un tesoro que, igual que sus hijos, custodio con devoción.

SINTERGIA

La Sintergia es la plena integridad del cuerpo la energía y la consciencia, puro flujo de creatividad y armonía. En la ciencia se habla de que todo es materia y energía. Nosotros, como muchos otros, aunque desde una categoría que no pertenece en como tal a la Ciencia, preferimos decir que todo es materia, energía y consciencia; o cuerpo, mente y espíritu.

No se entiende el YOGA TAIKI sin la Sintergia, como no se entiende el estudio del Yoga sin la Energía ni la consciencia; esta es interacción perenne entre microcosmos y macrocosmos. Por otra parte, en lo que se refiere a su dimensión sapiencial, se define por su finalidad como la búsqueda de la realización de la plena Individualidad, de lo que se habla en la Filosofía Perenne Universal.

En este vínculo del interior con el exterior, reside la esencia de la asana y la respiración, alineando así la conciencia de ambos mundos, en un campo perceptivo o conciencia acrecentada, al que en esta escuela denominamos Campo Sintérgico. Es en ese campo donde primero se diferencian y luego se unen o, mejor dicho, se armonizan el yo mundano con el “Si Mismo” o Individualidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

aceptar