Los beneficios de todos los estilos de kung-fu pueden clasificarse

en tres grupos:

! Autodefensa.

! Salud y bienestar.

! Entrenamiento del carácter.

! Expansión de la mente.

! Desarrollo espiritual.

La defensa personal es el objetivo fundamental del kung-fu. El

entrenamiento del kung-fu sin su dimensión combativa es kungfu

sin su esencia; deja de ser kung-fu y, como máximo, se convierte

en un sistema de ejercicio físico.

 

Algunos instructores y estudiantes afirman que su entrenamiento

de kung-fu es sólo por motivos de salud y no para luchar.

Esto es aceptable si esgrimen razones legítimas, tales como el

deseo de evitar posibles desafíos o aplicar las técnicas de kung-fu

para curar alguna dolencia particular; pero aun así deben entender

que el kung-fu se puede utilizar para la lucha. Si creen que no es

para luchar, entonces algo no funciona correctamente. Han olvidado

que el término kung-fu significa artes marciales.

 

El kung-fu auténtico siempre enseña a sus discípulos a ser tolerantes y

evitar la lucha cuanto sea posible.

 

Pero la habilidad de defendernos a nosotros mismos y a nuestros

seres queridos si llegara la necesidad es un activo muy valioso. Sólo

cuando sabemos que siempre podremos defendernos de un modo

efectivo nos atrevemos a enfrentarnos en cualquier ocasión y a

arreglar lo que está mal.

 

En la sociedad actual esta necesidad psicológica

es, quizás más importante e inmediata que la necesidad

física de luchar.

 

El segundo gran beneficio derivado de la práctica del kung-fu

es la salud y la buena forma física. Por salud no me refiero únicamente

a estar libre de enfermedad, sino a la capacidad de comer

con apetito, de dormir profundamente, de trabajar con energía,

de pensar con claridad y de estar tranquilo aunque alerta.

 

Por estar en formano me refiero sólo a la fuerza bruta para realizar trabajo

pesado, sino a la capacidad de correr y saltar, de resistir el calor,

el frío o el viento, de reaccionar rápidamente, de soportar el

trabajo duro y de concentrase durante un tiempo sin sentir fatiga

mental.

 

Estas cualidades de salud y buena forma se derivarán del kungfu

si lo practicamos como un arte marcial. Si ignoramos el aspecto

marcial y lo practicamos como lo haríamos con otras formas de

ejercicio físico, estaríamos saludables, pero perderíamos la oportunidad

de adquirir la clase de salud y forma radiantes requeridas

por los artistas marciales de mayor nivel.

 

El kung-fu es mejor que otras formas de ejercicio en favorecer

la salud y la forma física. En la natación, el jogging y el karate,

por ejemplo, la forma adquirida disminuye a medida que

uno se hace mayor, pero en kung-fu aumenta porque es más

que ejercicio físico; incluye chi kung y meditaciónpara desarrollar

las facultades internas de la esencia, la energía vital y la

mente.

 

El tercer beneficio del kung-fu es el entrenamiento del carácter,

que se consigue tanto extrínseca como intrínsecamente. Extrínsecamente,

la enseñanza del kung-fu enfatiza el desarrollo moral del

mismo modo que el entrenamiento físico recalcando valores como

el respeto por el maestro, la rectitud, el coraje, la tolerancia y

la reverencia por la vida.

 

Intrínsecamente, la auténtica naturaleza del entrenamiento de

kung-fu es un largo proceso de construcción del carácter. Cualidades

saludables como la resistencia, la perseverancia, la disciplina, la lealtad

y la disposición tranquila son prerrequisitos para el progreso,

especialmente en los niveles más elevados.

 

Por ejemplo, el entrenamiento de la Posición del Jinete requiere resistencia; el

perfeccionamiento de algunas técnicas de kung-fu precisa perseverancia;

y la práctica bajo el sol o la lluvia requiere disciplina.

 

Debido a algunos factores, como tradición, compañerismo y gratitud

por la oportunidad de aprender un arte impagable, los buenos estudiantes

de kung-fu desarrollan lealtad al maestro y a los compañeros

de clase.

 

Tanto en la práctica como en el combate, unadisposición

tranquila es esencial para adquirir un juicio preciso del

movimiento de un adversario.

 

Todas estas cualidades, adquiridas a través del entrenamiento del kung-fu,

son, por supuesto, transferibles a la vida cotidiana.

 

 

 

 

 

 

Expansión de la mente y desarrollo espiritual

El kung-fu mayor como el Shaolín y el Taichi Chuan no es sólo un

arte marcial. El Tai Chi Chuan fue desarrollado en sus inicios en el

templo Púrpura de la montaña Wudang, uno de los más sagrados

centros del taoísmo, por sacerdotes taoístas que han dedicado sus

vidas a la búsqueda de la longevidad y la inmortalidad.

 

A este avanzado nivel, el estudio del Taichi Chuan expande la mente para investigar

los secretos del cosmos. La filosofía del Taichi Chuan abre

la mente del practicante a la enseñanza taoísta de los misterios de la

mente y del universo,descritos como yin-yang, wu-xing o los cinco

procesos elementales, y bagua o los ocho trigramas.

 

El nivel más alto del entrenamiento del Taichi Chuan es jing-zuo

o sentarse en silencio, que significa meditación. Mientras jing-zuo

puede aumentar tanto el aspecto marcial del Taichi Chuan como el

de la salud, su objetivo primario es el cultivo espiritual.

 

La finalidad suprema es el logro taoísta de la unidad con el cosmos1.

El kung-fu Shaolín, por otra parte, se desarrolló en el famoso

Monasterio Shaolín, que no era un monasterio ordinario, sino un

templo imperial en el que los emperadores de cada dinastía ascendían

a rezar en nombre del pueblo.

 

Por tanto, los monjes Shaolín no eran monjes corrientes. Incluían algunos

de los mejores generales, ministros, poetas, filósofos y otras grandes mentes

del Imperio.

 

Muchos príncipes renunciaron a sus lujosas vidas en palacio para

perseguir un desarrollo superior en el Monasterio Shaolín. Por

ello, no representa sorpresa alguna que el Monasterio Shaolín

fuera tanto un centro recolector como difusor de algunas de las

mejores enseñanzas de la civilización china.

 

Como el principal monasterio budista en China, el Monasterio

Shaolín heredó de forma natural el rico legado de las enseñanzas

de Buda.

 

Y si pensáis que la enseñanza de Buda era sólo sobre temas religiosos, pensad de nuevo.

Siglos antes que los actuales científicos, Buda y otros maestros explicaron la realidad en

cuanto a partículas subatómicas y energía(llamada dharmas y kriya en Budismo), relatividad del espacio y el tiempo (patiyasamut-pada), diferentes niveles de conciencia (vijnana), existencia

multidimensional (triloka), ilusión del mundo exterior (maya) y millones de mundos como motas de polvo en ciclos cósmicos (kalpas).

 

La expansión de la mente de los maestros Shaolín en la comprensión

de un conocimiento tan imponente no es meramente intelectual,

sino «experiencial». En otras palabras, los maestros Shaolín

no sólo leen acerca de dicho conocimiento en los sutras o en las escrituras

budistas, sino que experimentan directamente estos distintos

niveles de realidad en su meditación.

 

Después de todo, el zen, que es la más elevada de las artes Shaolín, es el entrenamiento

de la mente. El kung-fu Shaolín en su más alto nivel conduce al zen. Mucha

gente puede no darse cuenta de que el zen, o Chan, como se conoce

en chino, fue desarrollado en primer lugar en el Monasterio

Shaolín, floreció en China durante las dinastías Tang y Song, y

más tarde se extendió a Japón y otros países.

 

La principal meta del zen en el kung-fu Shaolín, del mismo modo que el objetivo supremo

del jing-zuo o Sentarse en Silencioen Taichi Chuan, es la

realización espiritual, el mayor logro que cualquier persona puede

alcanzar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

aceptar
A %d blogueros les gusta esto: